The Vampire Diaries: Los tres errores más descabellados que los fans pasaron por alto

En el transcurso de sus ocho temporadas, la serie The Vampire Diaries de The CW tomó direcciones nuevas e interesantes que la convirtieron en una serie de culto. Sin embargo, a pesar de que el origen fuera de lo tradicional de los vampiros permitió cierta flexibilidad en la historia, no salvó a sus creadores de cometer errores descabellados.

The Vampire Diaries es una serie de culto Los vampiros en The Vampire Diaries les gusta el alcohol The Vampire Diaries: Stefan y Damon The Vampire Diaries: Liz Forbes muere de cáncer

Finalizada en 2017, los fans de The Vampire Diaries todavía comentan detalles de la historia que comenzó con la adolescente Elena Gilbert (Nina Dobrev) de Mystic Falls, Virginia, cuyos padres mueren en un accidente, se enamora de Stefan Salvatore (Paul Wesley),un vampiro, y termina en un triángulo amoroso con el hermano de Stefan, Damon (Ian Somerhalder). 

Algunos de los detalles que durante la transmisión de The Vampires Diaries en un primer momento no fueron tomados en cuenta por la audiencia, con el tiempo se convirtieron en motivo de confusión.

Hay elementos de vampirismo que todavía parecen un poco extraños. Ya sea que es porque el programa no lo explicó lo suficiente, o porque desafía la lógica, aquí hay algunas cosas sobre los vampiros de The Vampire Diaries.

1. El alcohol como inhibidor de conductas

Los vampiros en The Vampire Diaries les gusta el alcohol The Vampire Diaries: Stefan y Damon The Vampire Diaries: Liz Forbes muere de cáncer

La mayoría de los personajes vampiros en The Vampire Diaries parecen ser alcohólicos en el límite, pero algunos de los personajes mencionan ocasionalmente que beber alcohol puede reducir los antojos de sangre.

Si el alcohol tiene el mismo efecto en los vampiros que en los humanos al emborracharlos, entonces debería disminuir las inhibiciones como la ingesta de alimentos, no aumentarlas en The Vampire Diaries.

2. Los vampiros y la compulsión

The Vampire Diaries: Stefan y Damon The Vampire Diaries: Liz Forbes muere de cáncer

La compulsión es la habilidad que poseen los vampiros de controlar la mente, ya sea de otros vampiros (solo los vampiros originales), pero principalmente de los seres humanos con el contacto visual. Es una habilidad poderosa que una vez hecha no puede deshacerse al menos que el vampiro que la realizó sea eliminado, la verbena impide la compulsión si es bebida.

Aunque es relativamente raro encontrar un ser humano normal que esté al tanto de los vampiros y del mundo sobrenatural, Mystic Falls de The Vampire Diaries está plagado de familias humanas que conocen a los vampiros desde hace siglos.

Y sí, la verbena previene la compulsión, pero dado que los vampiros pueden controlar las mentes y son lo suficientemente fuertes como para someter a cualquier humano, ¿por qué los humanos son conscientes de su existencia en The Vampire Diaries en primer lugar?.

3. La sangre de vampiro y las enfermedades 

The Vampire Diaries: Liz Forbes muere de cáncer

En gran parte de la serie, se demostró que la sangre de vampiro o la transición a vampiro se puede convertir en una panacea para las aflicciones de los humanos, con una excepción muy notable y extraña en The Vampire Diaries.

Cuando Liz Forbes de The Vampire Diaries desarrolla cáncer, como era de esperar, Caroline intenta utilizar soluciones vampíricas ortodoxas para los problemas humanos de Liz Forbes.

Pero en la sangre de vampiro o la transición a vampiro parece empeorar el cáncer e incluso lo hace más mortal, lo que no tiene sentido dado que el cáncer ni siquiera debería crecer en una persona muerta.

 


Créditos: vader.news

0 Comentarios

Publicar un comentario

Post a Comment (0)

Artículo Anterior Artículo Siguiente