Breaking Bad: Los 6 giros dramáticos más impactantes que nos dejaron con la boca abierta

Desde el primer día que Breaking Bad se estrenó fue notorio que se convertiría en un drama de culto lleno de giros y vueltas, además de toneladas de escenas sorprendentes en todo momento. Aunque la lista es interminable, sin duda son las muertes de algunos personajes las que más nos impactaron, en especial aquellas que aparentemente salieron de la nada.

1. Tuco Salamanca

Breaking Bad: El distribuidor de drogas Tuco (Raymond Cruz) La muerte de Jane (Krysten Ritter) en la temporada 2 de Breaking Bad fue el punto de inflexión para Walt Breaking Bad: La muerte de Gale (David Costabile) representa un punto de inflexión en la historia de Jesse Breaking Bad: Héctor Salamanca (Mark Margolis) y Gus Fring (Giancarlo Esposito) Breaking Bad: Los fanáticos amaban a Mike y al final no querían verlo morir Breaking Bad: Todavía es una locura ver morir al imparable Heisenberg

El distribuidor de drogas Tuco (Raymond Cruz) ayudó a Walter White (Bryan Cranston) a entrar en el juego del tráfico de drogas, pero siempre se comportó como una peligrosa bala perdida. Sus arrebatos constantemente amenazaban el objetivo de Walt y Jesse (Aaron Paul) de sentirse en control de su creciente negocio, y eventualmente, se dieron cuenta de que tenían que hacer algo drástico.

Tuco apareció en las temporadas 1 y 2 como un demencial especialista en drogas mexicano, que se convierte en el distribuidor de metanfetamina de Jesse y Walter. Aunque respeta a Walter por su habilidad para hacer un producto de excelente calidad, además de su inteligencia y agallas, sus arrebatos violentos juegan en su contra.

Luego de que Tuco secuestra a Jesse y Walter, este último intenta envenenarlo sin éxito, lo que provoca que el trío entre en una pelea física justo antes de que el agente de la DEA, Hank Schrader entre en escena y mate a Tuco en un tiroteo. Así la pareja protagonista se convierte en los traficantes más importantes en el comercio de metanfetamina.

2. Jane Margolis

La muerte de Jane (Krysten Ritter) en la temporada 2 de Breaking Bad fue el punto de inflexión para Walt Breaking Bad: La muerte de Gale (David Costabile) representa un punto de inflexión en la historia de Jesse Breaking Bad: Héctor Salamanca (Mark Margolis) y Gus Fring (Giancarlo Esposito) Breaking Bad: Los fanáticos amaban a Mike y al final no querían verlo morir Breaking Bad: Todavía es una locura ver morir al imparable Heisenberg

La muerte de Jane (Krysten Ritter) en la temporada 2 de Breaking Bad fue el punto de inflexión para Walt, aunque no es que se sintiera mal por eso. Jesse y Jane estaban en medio de un atracón de drogas cuando ocurrió el incidente. Justo cuando Jane parecía convencer a Jesse de dejar a Walt con su parte del dinero que habían ganado, ocurrió como un trágico e inesperado accidente.

Walt fue al departamento de Jesse para encontrar a la pareja dormida y drogada. Por accidente Walt la pone boca arriba mientras intenta despertar a Jesse, en ese momento Jane en medio de una sobredosis comienza a ahogarse con su vómito mientras está inconsciente, Walt tiene una reacción natural y hace un movimiento para salvarla, pero se detiene y la deja morir, lo que terminó teniendo consecuencias psicológicas increíbles para Jesse.

3. Gale Boetticher

Breaking Bad: La muerte de Gale (David Costabile) representa un punto de inflexión en la historia de Jesse Breaking Bad: Héctor Salamanca (Mark Margolis) y Gus Fring (Giancarlo Esposito) Breaking Bad: Los fanáticos amaban a Mike y al final no querían verlo morir Breaking Bad: Todavía es una locura ver morir al imparable Heisenberg

La muerte de Gale (David Costabile) representa un punto de inflexión en la historia de Jesse Pinkman en Breaking Bad. Walt, convence a Jesse de asesinar a Gale (un químico y nuevo compañero de trabajo de Walt asignado por Gus) por su propia conservación.

Aunque esa terrible acción es posiblemente necesaria, aún así no es una excusa para asesinar a un hombre inocente a sangre fría. Walt es mayormente culpable de la muerte de Gale. Pero eso no le quita la culpa a Jesse, quien se tortura a sí mismo en el resto de la serie por dispararle a Gale en su departamento.

4. Héctor Salamanca y Gus Fring

Breaking Bad: Héctor Salamanca (Mark Margolis) y Gus Fring (Giancarlo Esposito) Breaking Bad: Los fanáticos amaban a Mike y al final no querían verlo morir Breaking Bad: Todavía es una locura ver morir al imparable Heisenberg

El jefe de Walt y Jesse, Gus Fring (Giancarlo Esposito), está acostumbrado a las personas que lo quieren muerto. Es una persona extremadamente meticulosa, metódica y observadora, y no es fácil para Walt encontrar una forma de matarlo. Hasta la cuarta temporada de Breaking Bad.

Walt logra su objetivo colocando una bomba casera en la silla de ruedas de Héctor Salamanca (Mark Margolis) el pintoresco tío del difunto Tuco Salamanca, que está postrado sin poder caminar ni hablar y se comunica con un timbre, convirtiéndolo en un atacante suicida que acaba con Gus volando la mitad de su rostro.

5. Mike Ehrmantraut

Breaking Bad: Los fanáticos amaban a Mike y al final no querían verlo morir Breaking Bad: Todavía es una locura ver morir al imparable Heisenberg

En la quinta temporada de Breaking Bad el ejecutor del cartel, Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks) pasó por muchas cosas durante su vida, desde su tiempo en el departamento de policía de Filadelfia hasta trabajar para Gus y también es socio de Saul Goodman. Es un hombre de familia que hace lo que hace por su nieta Kaylee.

Ehrmantraut es un francotirador experto y limpia los "cabos sueltos" que su jefe Gus Fring le ordena. Mike ha matado a mucha gente y no es fanático de Walter White. Finalmente, su evaluación del personaje resulta ser absolutamente precisa, Walt le dispara a Mike en un ataque de ira, sin otra razón que su animosidad, y marca un punto bajo en la serie. Los fanáticos amaban a Mike y al final no querían verlo morir. 

6. Walter White

Breaking Bad: Todavía es una locura ver morir al imparable Heisenberg

Teniendo en cuenta que Breaking Bad es la historia de Walter White, es bastante impactante cuando muere sosteniendo una máscara de gas en sus manos y rodeado de su querida droga azul. La historia se centró en lo que sucedió cuando Walt recibió un diagnóstico de cáncer terminal y, sin embargo, todavía es una locura ver morir al imparable Heisenberg.

Cuando Jesse Pinkman es capturado por Jack Meller y obligado a cocinar drogas por culpa de Walter White. Luego de que su amistad queda destruida, el protagonista reflexiona y va a su rescate. Walt termina herido de muerte mientras logra que su amigo escape.

 

 


Créditos: vader.news

0 Comentarios

Publicar un comentario

Post a Comment (0)

Artículo Anterior Artículo Siguiente